//Espanhol (El descomunal rastro de CO2 de tu WhatsApp)

Espanhol (El descomunal rastro de CO2 de tu WhatsApp)

Olá a todos,

Hoje, temos mais um texto em língua espanhola interessante para o nosso treinamento de leitura e tradução.

Boa leitura.

Prof. Adinoél

 


TEXTO

El descomunal rastro de COde tu WhatsApp

El impacto medioambiental del tráfico digital se acerca ya al de un sector tan contaminante como el aéreo, con una estela de “datos sucios” que empieza a inquietar a autoridades, consumidores y a las propias compañías de la industria de telecomunicaciones. Cada minuto, se envían 150 millones de SMS o se realizan 2,4 millones de búsquedas en internet. Una frenética actividad –que también incluye la actualización del perfil em Facebook o el envío de mensajes por WhatsApp– que genera um consumo energético y un nivel de emisiones de COequiparable al de industrias aparentemente más pesadas.

El tráfico y el almacenamiento de datos –impulsado por servicios en la nube como Netflix–, la llegada del internet de las cosas o el hecho de que todo el mundo tiene un teléfono móvil conectado supone ya el 2% de la emisión mundial de gases con efecto invernadero. “Cada correo electrónico genera 4 gramos de CO2 y el envío de 65 emails equivale a recorrer un kilómetro en automóvil”, ilustra la consultora FTI Consulting.

La mayor parte del consumo energético de las industrias virtuales está vinculada a los inmensos centros de datos y servidores que forman la trastienda de internet. La Comisión Europea calcula que esas infraestructuras –consideradas ya las fábricas del siglo XXI– consumen el 35% de la energía de todo el sector de las telecomunicaciones.

Fonte: Cinco Días | Espanha | adaptado

 

TRADUÇÃO LIVRE

El descomunal rastro de COde tu WhatsApp

O descomunal rastro de CO2 do seu WhatsApp

 

El impacto medioambiental del tráfico digital se acerca ya al de un sector tan contaminante como el aéreo, con una estela de “datos sucios” que empieza a inquietar a autoridades, consumidores y a las propias compañías de la industria de telecomunicaciones. Cada minuto, se envían 150 millones de SMS o se realizan 2,4 millones de búsquedas en internet. Una frenética actividad –que también incluye la actualización del perfil em Facebook o el envío de mensajes por WhatsApp– que genera um consumo energético y un nivel de emisiones de COequiparable al de industrias aparentemente más pesadas.

O impacto ambiental do tráfego digital já se aproxima ao de um setor tão contaminante como o aéreo, com um rastro de “dados sujos” que começa a inquietar a autoridades, consumidores e as próprias companhias da indústria de telecomunicações. A cada minuto, são enviados 150 milhões de SMS ou são realizadas 2,4 milhões de buscas na internet. Uma atividade frenética -que também inclui a atualização do perfil no Facebook ou o envio de mensagem por WhatsApp- que gera um consumo energético e um nível de emissões de CO2 equiparável ao de indústrias aparentemente mais pesadas.

Estela = esteira, rastro.

 

El tráfico y el almacenamiento de datos –impulsado por servicios en la nube como Netflix–, la llegada del internet de las cosas o el hecho de que todo el mundo tiene un teléfono móvil conectado supone ya el 2% de la emisión mundial de gases con efecto invernadero. “Cada correo electrónico genera 4 gramos de CO2 y el envío de 65 emails equivale a recorrer un kilómetro en automóvil”, ilustra la consultora FTI Consulting.

O tráfego e o armazenamento de dados -impulsionados por serviços na nuvem como Netflix-, a chegada da internet das coisas ou o fato de que todo mundo tem um telefone celular conectado supõem já 2% da emissão mundial de gases com efeito estufa. “Cada correio eletrônico gera 4 gramas de CO2 e o envio de 65 emails equivale a percorrer um quilômetro de automóvel”, ilustra a consultora FTI Consulting.

 

La mayor parte del consumo energético de las industrias virtuales está vinculada a los inmensos centros de datos y servidores que forman la trastienda de internet. La Comisión Europea calcula que esas infraestructuras –consideradas ya las fábricas del siglo XXI– consumen el 35% de la energía de todo el sector de las telecomunicaciones.

A maior parte do consumo energético das indústrias virtuais está vinculada aos imensos centros de dados e servidores que formam o estoque da internet. A Comissão Europeia calcula que essas infraestruturas -consideradas já as fábricas do século XXI- consomem 35% da energia de todo o setor de telecomunicações.